martes, 3 de marzo de 2015

¿Cuáles son las alternativas de capacitación y formación docente?

A pesar de que no existe un acuerdo universal respecto de cómo debe ser la formación y capacitación de profesores y docentes, sí se pueden identificar algunas tendencias que queremos compartir con los lectores del Blog de Claseduc.

La primera apunta a la capacitación basada en el aula, es decir, en las necesidades prácticas de los docentes en los salones. Según los expertos en educación, existe una relación directa entre cuanto más pronto entren en contacto los futuros profesores con situaciones prácticas, y cuanto más tiempo duren estas, más efectiva será la capacitación.

Lo anterior, es algo que se da en los mejores sistemas educativos del mundo. Por ejemplo, en Singapur, los profesores novatos reciben la tutela de colegas más experimentados que se designan con ese fin en todas las escuelas. Y todos ellos tienen 100 horas anuales para formación. 

Y en Finlandia, los profesores se organizan en equipos colaborativos, con el fin de supervisar mutuamente sus clases. Y, además, gozan de una "tarde libre" a la semana, para preparar las clases juntos. 

Capacitación continua y redes de trabajo

Una segunda alternativa, es la capacitación continua, que apunte más bien a un proceso que se utiliza como un medio para desarrollar la capacidad del profesor para la auto reflexión y la toma profesional de decisiones en el aula.

Otra tendencia apunta al intercambio de experiencias entre profesores. Por ejemplo, los Microcentros en Chile ofrecen a los maestros rurales la oportunidad de intercambiar experiencias, asumir proyectos conjuntos, y aprender de otras maneras unos de otros. 

Y en los programas de Aprendizaje Acelerado (Brasil) y PLANCAD (Perú), los profesores participan en una serie de actividades en red, que incluyen reuniones de seguimiento, intercambios por correo electrónico o regular (en ambos países), y reuniones dirigidas por colegas (Brasil).

Supervisores-tutores

Una cuarto tipo de capacitación apunta a la figura de supervisores, algo que se da principalmente en América Latina. Usualmente, se trata de profesores que se convierten en supervisores y asumen sus tareas con conocimiento de primera mano del aula y de los retos cotidianos que enfrentan los profesores.

La figura que se ha creado, apunta más bien a la de supervisores-tutores, qienes se convierten en fuentes claves de apoyo pedagógico para los profesores, tanto dentro de las escuelas como dentro de la comunidad.