martes, 4 de abril de 2017

Especialista habla sobre la necesidad de clases particulares en los niños

La doctora Trinidad Aparicio Pérez, psicóloga clínica y escolar del Centro de Psicología Alarcón de Granada escribió hace ya varios años un interesante artículo acerca de las clases particulares.

Según la profesional, una de las ventajas de poder contar con profesores particulares, es que el estudiante recibe un trato personalizado, la clase gira en torno a él, por lo que resulta fácil prosperar en la materia en sí. 

El pago es por hora, por lo que si algún día no pueden haber clases, no hay que pagarlas. Al menos, en Claseduc operamos de la misma forma que menciona la doctora Aparicio. 

¿Cuándo se deben recibir clases particulares?

Para la profesional, uno de los problemas que presenta el sistema educativo español es la falta de apoyo que hay en los colegio para los niños que no llegan a alcanzar los objetivos previstos. Y algo parecido ocurre en Chile.

Cuando un niño necesita refuerzo en una materia, difícilmente se puede solucionar en el colegio, lo normal es que sean los padres quienes tengan que solucionarlo con clases particulares o ayudando personalmente a sus hijos. 

Los padres deben tener claro en qué momento se necesitan realmente clases particulares. Y para ello, la psicóloga aconseja lo siguiente:

1) Si a pesar de realizar todo el esfuerzo posible para alcanzar el nivel que se le exige al alumno, no lo consigue, es aconsejable que reciba ayuda de un profesor particular. En este caso, los padres no deben dudarlo pues con ayuda y con su esfuerzo el niño conseguirá salir adelante. 

2) Cuando el estudiante no ha podido asistir a clases durante un largo tiempo debido a una enfermedad, por ejemplo, también es recomendable, ya que lo normal es que esté retrasado con respecto a sus compañeros.

3) Otras veces, la dificultad se presenta solo en una asignatura, y alumnos que van perfectamente en todas las demás materias puede que, por ejemplo, en inglés o matemáticas necesiten ayuda.

¿Tienen inconvenientes las clases particulares?

El inconveniente principal de las clases particulares, excepto cuando son estrictamente necesarias, es que el niño puede llegar a depender de su profesor, dejando de esforzarse en resolver él las dudas que pueda tener.

Otro caso, puede ser que realmente no se necesiten profesores particulares y el alumno comience a desarrollar una actitud pasiva, dejando de prestar atención en las clases del colegio, porque sabe que cuando llegue a su casa, el tutor se lo va a explicar todo, y se lo van a repetir cuantas veces sea necesario para que lo aprenda.

Algunos padres creen que si le ponen a su hijo un profesor particular aprobará la asignatura sin dificultad, considerando que será el profesor quien solucione ese problema. No hay que olvidar que los profesores son un apoyo, pero es el estudiante quien ha de estudiar, hacer los deberes y realizar el esfuerzo de aprender. 

El niño debe saber que la misión del profesor particular es ayudarle a superar los problemas de aprendizaje que pueda tener, no para que le haga los deberes ni le reduzca su trabajo. Debe tener claro también que las clases serán temporales, en cuanto obtenga los resultados deseados se suprimirán.

Fuente: http://www.pulevasalud.com/ps/subcategoria.jsp?ID_CATEGORIA=104157