lunes, 29 de febrero de 2016

¿Es necesario tomar clases particulares?


Probablemente, esta pregunta se la han hecho muchos papás, apoderados y estudiantes. Cada vez que las notas bajan, o se presentan problemas de comprensión de la materia al estudiar y en clases, surge esta interrogante.

Y es que si ya se intentó buscar ayuda de compañeros o amigos, padres o familiares, es muy probable que el alumno necesite algo más regular y constante.

Es por eso que cuando el alumno definitivamente no comprenda lo que el profesor del colegio dice respecto a la materia. Puede ser que el docente enseña muy rápido o que el aprendizaje del estudiante tenga otro ritmo. 

Lo anterior, es muy común que se deba a que el alumno tiene lagunas en la materia, o problemas de base, que los profesores  no toman en cuenta porque dan por hecho que ya son conocidos. En ese momento, será muy útil tomar una clase particular, ya que permite tener un profesor dedicado solo a ese estudiante y sus falencias o problemas.

Por lo tanto, si ya agotaron todas las instancias, y aún las dificultades persisten, lo mejor será recurrir a un profesor o tutor particular.

En cualquier caso, es importante saber que no hay soluciones mágicas, y que gran parte de los avances y mejoras dependerán de la disposición del alumno, y de cuánto tiempo le dedique al estudio. Muchos apoderados llegan a Claseduc esperando resultados inmediatos, y lo cierto, es que por lo general, depende de un proceso constante y regular, a cargo de tutores con experiencia y dispuestos a resolver los problemas específicos del estudiante. 

Para más información, puedes ingresar en www.claseduc.cl.